Delincuentes habían escondido un revólver en el pañal de un bebé y fueron demorados.

0
450

Cuatro personas fueron demoradas en la madrugada de este viernes, tras un violento episodio que tuvo como víctima a un joven de 28 años de edad. Sin embargo, lo sorprendente del procedimiento fue que al momento de su aprehensión, el personal policial descubrió que el arma con la que habían amenazado al damnificado, había sido escondida en el pañal de un bebé, que estaba a cargo de uno de los demorados.

 

El hecho se produjo poco después de las 4 de la mañana, cuando personal policial de la Comisaría Segunda, entrevistó sobre la calle Intendente Mango al 300 aproximadamente, a un joven de 28 años de edad. El hombre, propietario de un Hostel ubicado cerca de esa dirección, indicó que minutos antes había sido víctima de amenazas por parte de un sujeto armado con un arma de fuego y que se había hospedado en el hostel.

 

En su relato, el damnificado manifestó además que el maleante le había exigido dinero, antes de retirarse del lugar a bordo de una camioneta Ford Ecosport. Con la información colectada, los uniformados implementaron un operativo, que permitió en la esquina de 12 de Septiembre y Chaneton, ubicar la camioneta, en la que se movilizaban cuatro personas, tres hombres de 31, 32 y 34 años, junto con una mujer de 22, que llevaba en sus brazos a un bebé.

 

Los efectivos identificaron a las personas y teniendo en cuenta que las características coincidían con los datos aportados por la víctima, con autorización de la Fiscalía interviniente procedieron a realizar un cacheo de seguridad sobre el menor de edad. Fue allí que se produjo el triste hallazgo, cuando los uniformados encontraron escondido, entre el pantalón y pañal del bebé, un revólver calibre 22 largo con 6 alvéolos y seis cartuchos del mismo calibre.

 

Inmediatamente, los efectivos procedieron con la demorada de las personas, que fueron trasladadas a Sede Policial, junto con el arma y la camioneta secuestrada.

 

Minutos más tarde, el joven damnificado de 28 años, amplió su denuncia y manifestó que todo había comenzado en la tarde de ayer (22/03), cuando dos de los demorados, que desde hace algunas semanas se hospedaban esporádicamente en su alojamiento, lo habían amenazado durante horas con un arma de fuego y luego se dieron a la fuga con varios elementos de su propiedad, para regresar durante la madrugada.

Deja un comentario