Relevamiento para regularizar viviendas adjudicadas por el estado

0
172

Las actividades se retomarán en Andacollo y Huinganco mediante encuestas que se realizarán casa por casa entre el 9 y el 12 de marzo. El objetivo es regularizar información y avanzar en los trámites de escrituración.

Desde este lunes el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) retomará el relevamiento masivo de hogares entregados por el estado para actualizar las bases de datos, tanto de IPVU como de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS).

Las encuestas, que se realizarán casa por casa en todas las localidades de la provincia, estarán a cargo de personal capacitado.

La iniciativa tiene como objetivo regularizar las tenencias y avanzar en la escrituración de los adjudicatarios. Comenzó en septiembre de 2019 y hasta la fecha se han relevado alrededor 380 soluciones habitacionales. El censo es realizado por la dirección de Agrimensura, dependiente de la dirección general de Escrituras y de la dirección provincial de Asuntos Legales y Despacho, del IPVU.

Hasta el momento ya se han obtenido datos de Chos Malal, donde se visitaron 221 domicilios en tres días, y se continuó en Buta Ranquil, donde se relevaron unas 150 viviendas aproximadamente en colaboración con el municipio, que aportó sus instalaciones y personal de Tierras.

Como resultado de estos primeros trabajos, luego del procesamiento de la información, se pudo iniciar el trámite de escritura al 50 por ciento de los encuestados en el Colegio de Escribanos de la Provincia del Neuquén.

Este año se retoma el proyecto entre el 9 y el 12 de marzo, donde se recorrerán las viviendas y créditos otorgados en Andacollo y Huinganco. Luego, se continuará con la agenda programada y según demanda de las diferentes áreas del IPVU y la ADUS.

El propósito de los relevamientos es recabar información de todas las soluciones habitacionales que los organismos entregaron desde sus creaciones; esto se hará mediante el uso de la aplicación de relevamiento sobre los dispositivos móviles digitales. Consiste en la implementación del Sistema de Información Geográfica (SIG), desarrollado dentro del plan modernización del gobierno provincial.

De esta manera se podrán tener datos precisos y actualizados de cada solución habitacional, que permitirán regularizar las diferentes situaciones que se encuentren y luego avanzar en los trámites de escrituras en favor de cada adjudicatario.

El director de Agrimensura, Alfredo Palacios, explicó que se va a trabajar con personal de IPVU y ADUS que fue capacitado para estas tareas. Adelantó que “se va a hacer un relevamiento masivo, por lo que estamos elaborando un cronograma para recorrer localidades durante todo el año”.

Describió que se realizarán visitas casa por casa, donde se solictará a los responsables de cada vivienda contar con algún tipo de documentación en mano para acelerar los tiempos del relevamiento. “Puede ser una resolución de adjudicación, el acta de tenencia precaria, el nombre del barrio de vivienda o el número de inscripto. En todos los casos vamos a pedir el Documento Nacional de Identidad (DNI) del adjudicatario o de algún responsable de la vivienda”, explicó.

Palacios indicó que no es necesario que el relevador ingrese al domicilio visitado, “dado que cada encuesta dura aproximadamente entre 5 o 10 minutos para poder avanzar rápidamente en cada localidad”.

Habrá una opción telefónica

En aquellos casos donde los encuestadores no encuentren a un titular o responsable de una vivienda, se dejará un aviso de visita donde habrá un número de teléfono y un código de referencia del domicilio denominado Código Único (CU). “Se dejará una etiqueta en la puerta con varios datos. Lo importante es que cada casa tendrá su código único de identificación unívoca de vivienda”, precisó.

Con esa información las personas responsables o adjudicatarias se podrán comunicar con la dirección de Agrimensura del IPVU y realizar la encuesta vía telefónica. Al visitar cada vivienda se efectúa un relevamiento mediante la ubicación satelital del domicilio.

De esta manera, “cuando la persona llama y nos da ese CU, podemos identificar unívocamente la vivienda en cuestión desde la oficina y vincular la información otorgada por el o la adjudicatario/a o beneficiario/a que se comunica, de forma correcta en la base de datos de los organismos”, finalizó Placios.

El Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) y la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) son parte de los diferentes organismos de servicios públicos que integran la estructura de la secretaría General y Servicios Públicos, a través de la cual se coordinan y gestionan las políticas públicas sociales propuestas por el gobernador Omar Gutiérrez.

Deja un comentario