Pasa al Recinto la autorización para que la Municipalidad de Neuquén ejecute el “Plan Capital” de reactivación económica

0
40

La comisión de Legislación de Asuntos Constitucionales y Justicia aprobó por mayoría el despacho por el cual se presta acuerdo para que la Municipalidad de Neuquén contraiga crédito hasta de U$D 75.000.000 para implementar el ‘Plan Capital’ de Reactivación Económica de la ciudad de Neuquén, a fin de atender las consecuencias económicas generadas por la emergencia sanitaria y social por COVID-19.

La diputada Liliana Murisi (MPN) hizo un repaso del tratamiento dado a la iniciativa en la comisión ‘B’ que preside y donde obtuvo despacho por amplia mayoría luego de recibir al secretario de Hacienda, Fernando Schpoliansky, el secretario de Obras Públicas, Alejandro Nicola, el coordinador de proyectos estratégicos, Gastón Contardi, el subsecretario de Hacienda, Juan Dutto y el coordinador de Hacienda, Leonardo Carod quienes explicaron el Plan Capital y las características de la deuda cuya autorización se solicita a la Legislatura.

Murisi explicó que la deuda solicitada por el municipio de Neuquén “tiene como fin atender un ambicioso plan de obras presentado por el intendente Mariano Gaido y que tiene una gran fortaleza y es que ha sido trabajado por los especialistas de la Municipalidad junto con asociaciones, sindicatos y la Universidad del Comahue”.

“Este plan incluye obras en todos los barrios de la ciudad que van a estar basadas fundamentalmente en llevar servicios a loteos sociales y lograr la regularización de los asentamientos informales”, agregó.

Murisi también opinó que “La obra publica es motorizadora de la economía local y regional en estos tiempos de pandemia y eso hace que sea necesario llevar adelante un plan de esta envergadura”.

Respecto de la deuda Murisi compartió que los funcionarios municipales explicaron que “la deuda no va a comprometer más del 9,5% del total de los recursos del municipio aún en el peor de los escenarios en los que ellos trabajaron con tasas de interés y plazos de reparo”.

La legisladora también comentó que la metodología de endeudamiento sería escalonado en tres tramos, el primero de 2 mil millones en el primer año, 2 mil millones en el segundo y el resto del saldo en el siguiente para, de esa manera, ir apalancando la curva de inversión de todas las obras y siempre priorizando la posibilidad de, si los mercados lo permiten, obtener el endeudamiento en moneda local”.

Murisi destacó que la gestión del gobierno saliente “dejó un municipio con cuentas saneadas pero que, sin embargo, lograr este Plan Capital propuesto como un gran desafío por esta gestión implica la necesidad de recursos extraordinarios y por eso es necesario avanzar con este endeudamiento”.

La diputada Karina Montecinos (JxC) se mostró en desacuerdo y dijo que “en un momento de incertidumbre en que la sociedad nos pide responsabilidad institucional, plantear un endeudamiento de esta envergadura es una irresponsabilidad institucional”.

En el mismo sentido, la diputada Leticia Estéves señaló el tratamiento ‘exprés’ que se le dio al pedido de endeudamiento y opinó que “la Constitución provincial establece que la Legislatura es un punto de control más allá del resultado de la votación en el Deliberante neuquino”. “Esta es otra instancia de control que merecía un análisis más profundo” insistió.

Por su parte Andrés Blanco (PTS-FIT) adelantó que no acompañará la iniciativa porque “no vamos a ser cómplices de condenar a futuras generaciones a esta carga tan grande que es la deuda que se pide tomar”. “No acompañamos esta duda en dólares porque sabemos que los prestamistas son los fondos buitre de siempre”, concluyó.

El presidente de la comisión ‘A’, Maximiliano Caparroz (MPN) insistió en que la deuda planteada cuenta con el aval del Concejo Deliberante y de la Sindicatura municipal “y nosotros no le podemos cambiar ni una coma a la Ordenanza sancionada”. 

Caparroz resumió la función de la Legislatura a dar el acuerdo “si no se está de acuerdo se dice que no, y si se está de acuerdo se dice que sí. De ahí el tratamiento exprés”.

“Estamos convencidos de que en la ciudad de Neuquén que es una ciudad saneada, tomar deuda es un instrumento para crecer” dijo y opinó que autorizar este endeudamiento “no significa que mañana ya tenemos 75 millones de deuda”. “Neuquén va a salir al mercado cuando se den las condiciones que indica la Ordenanza”, concluyó. 

Carlos Coggiola (DC) recordó que la municipalidad de Neuquén es autónoma, tiene sus órganos de control e hizo hincapié en que “el préstamo ha sido autorizado por ellos”.

Opinó que se cumplen los requisitos establecidos en al artículo 273 y señaló que en el Deliberante el tratamiento “no fue exprés”. “Será función de los organismos de control verificar que el plan se cumpla”, concluyó.

Desde el Frente de Todos, el diputado Mariano Mansilla y en reemplazo de Sergio Fernández Novoa, coincidió en que la Legislatura tiene un control de legalidad ante la toma de deuda de los municipios “pero debemos privilegiar que el pueblo de la ciudad ha decidido salir de la pandemia con este plan”.

“No podemos rechazar su decisión. Sólo podemos velar porque esa salida no vaya contra los intereses de los vecinos”, arguyó y recordó que su espacio político acompañó  el plan en el Deliberante “porque se incorporaron las obras vitales que nuestro espacio requería para los barrios mas humildes”.

Por su parte Andrés Peressini (Siempre) adelantó su acompañamiento pero solicitó a sus pares abocarse al proyecto de reforma de la Ley de Coparticipación “porque también tiene que haber obras dinamizadoras en otros municipios”.

El despacho contó con los votos positivos de las diputadas y diputados Maximiliano Caparroz, María Laura du Plessis, Ludmila Gaitán, Mariano Mansilla, Darío Peralta, César Gass, Carlos Coggiola, Andrés Peressini, Fernando Gallia, Francisco Rols y Carlos Sánchez. Por la negativa lo hicieron las diputadas Soledad Martínez, Karina Montecinos y el diputado Andrés Blanco.

En la reunión de la comisión ‘A’ de hoy también se aprobó por unanimidad el despacho por el cual se crea el Régimen de Promoción de Actividades Económicas en la Zona Franca de Zapala.

La iniciativa presentada por el Ejecutivo provincial y que contaba con Despacho de la comisión de origen ‘F’, busca afianzar el desarrollo e impulsar la consolidación de la zona franca de Zapala. 

Javier Rivero (MPN) explicó que la incitativa busca otorgar beneficios fiscales provinciales a las empresas que se radiquen en el polo de la zona franca de Zapala lo que contribuirá al desarrollo económico y productivo, social, territorial e institucional de la microrregión centro de la provincia.

 “Este anhelo de zona franca tiene casi 25 años y recoge la posición estratégica que Zapala tiene en el centro de la provincia” dijo y remarcó que “permitirá conectar con otros proyectos, como el Corredor Bioceánico multimodal hacia Chile y el Pacífico y el Aprovechamiento Multipropósito Chihuido, además de conectar a distintas localidades del interior”, resaltó.

La iniciativa que pasa a la comisión ‘B’, contó con el acompañamiento de las diputadas y diputados Caparroz, du Plessis, Gaitán, Mansilla, Martínez, PEralta, Gass, Montecinos, Coggiola, Peressini, Gallia, Rols y Sánchez. 

Finalmente, la comisión emitió dos despachos, uno por mayoría y otro minoría, del proyecto de ley que adhiere a la ley nacional 27118 y que crea el Programa provincial de Ferias para la agricultura familiar y emprendedores locales; el Programa de relevamiento territorial para la agricultura familiar; el Registro provincial de la agricultura familiar; la Comisión consultiva de la Agricultura familiar; y el Fondo especial de la agricultura familiar.

El despacho por la mayoría es el que contiene el proyecto aprobado en la comisión ‘E’ la semana pasada, en tanto que el de la minoría es promovido por los diputados Mansilla y Martínez.

Darío Peralta (FdT) explicó que este proyecto “es el resultado de casi seis meses trabajo en la comisión ‘E’ donde hemos escuchado a diversos actores de toda la provincia” que se plasmó en un nuevo proyecto presentado el 30 de julio pasado.

“Es un primer y gran paso que damos para visibilizar a un sector que venía callado hace muchos años y que representa los cimientos para empezar a diversificar la matriz productiva”, estimó.

Por su parte, Mariano Mansilla (FdT) expresó su desacuerdo porque “se aprobó un nuevo proyecto que no es el que presentamos como bloque y del que participamos todos” y aclaró que “no es que está mal lo que se aprobó pero no es todo lo que propusimos”.

En ese sentido, Mansilla propuso un despacho por minoría “que fija la posición histórica del FdT respecto de la agricultura familiar”.Andrés Peressini dijo que participó del debate en la comisión de origen y que «el trabajo que se hizo es importante, es un avance que no existía y que permitirá a los productores mejorar su calidad de vida”.

Opinó que “es una ley innovadora y su implementación dará a luz a numerosos emprendimientos” y dijo que si hay diferencias con el proyecto original “se pueden trabajar en nuevos proyectos que también voy a acompañar”.

El despacho por mayoría contó con los votos de Caparroz, du Plessis, Gaitán, Peralta, Gass, Montecinos, Coggiola, Peressini, Gallia y Rols; en tanto que el despacho por la minoría fue favorecido por Martínez y Mansilla.
Ambos despachos serán, girados a la comisión ‘B’ para su tratamiento.
Formaron parte de la comisión ‘A’ las diputadas María Laura du Plessis, Soledad Martínez, Ludmila Gaitán, Karina Montecinos, Leticia Estéves y Liliana Murisi, y los diputados Maximiliano Caparroz, Andrés Blanco, Carlos Coggiola, Mariano Mansilla en reemplazo de Sergio Fernandez Novoa, Fernando Gallia, Cesar Gass, Darío Peralta, Andrés Peressini, Francisco Rols, Carlos Sánchez y Javier Rivero.

Deja un comentario