Hoy es el Día del Vacunador y la Vacunadora

0
43

Leticia Valverde, coordinadora de Inmunizaciones de la Zona Sanitaria II, destacó que “vacunarse es un acto solidario y de amor”.

“Para mí vacunarse es un acto solidario y de amor hacia el prójimo, que no solo va dirigido a un individuo sino a todos los miembros de una comunidad y al mundo entero”, afirmó Leticia Valverde, coordinadora de Inmunizaciones de la Zona Sanitaria II desde hace unos cinco años y con 20 años transitados en el Sistema de Salud neuquino. Resaltó que lo más rico de la profesión está en la asistencia a la comunidad, en el trabajo de campo, por lo que no pierde oportunidad de acompañar a los vacunadores y vacunadoras en cada campaña.

En el Día del Vacunador y la Vacunadora, hoy 26 de agosto, la referente no dejó de reconocer el compromiso y el esfuerzo que sus colegas llevan a diario en su inmensa e importante tarea en la provincia. Cabe recordar que dicha fecha se instituyó en homenaje al nacimiento del Dr. Albert Sabin, creador de la vacuna oral contra la poliomielitis paralítica que, junto con la creada por el Dr. Jonas Salk, frenaron la pandemia que asolaba el mundo a mediados del siglo pasado.

Este reconocimiento surgió a partir de la Ley 27.491 de Control de enfermedades prevenibles por vacunación, que fue sancionada por las Cámaras de Diputados y Senadores en diciembre de 2018, y promulgada por el gobierno nacional el 4 de enero de 2019.

“La vacunación es un bien social al cual todos podemos acceder en forma gratuita y equitativa”, indicó Valverde y relató que, basada en su experiencia personal en la zona sanitaria, la comunidad acompaña mucho y está muy agradecida de la tarea de los vacunadores y las vacunadoras.

En este sentido, cabe resaltar que frente a la actual situación epidemiológica el ministerio de Salud de la provincia determinó que la vacunación continúe siendo una actividad esencial y para ello se implementaron distintas estrategias de sostenimiento de vacunación, de acuerdo con los distintos escenarios en el contexto de la pandemia. Entre estas pueden enumerarse la recaptación de niños, niñas y embarazadas no vacunadas, la vacunación en espacios de no salud y por turnos.

Al respecto, la referente explicó que en general se vacunó mucho en los domicilios y que la gente los recibe con mucho cariño y respeto. “Se genera un vínculo con la comunidad. Nosotros tenemos desde recién nacidos hasta adultos mayores. El recién nacido en todas sus etapas va pasando por el vacunatorio y en general hay gente que está hace muchos años en ese lugar. Entonces se genera ese vínculo de cariño con los niños y con el grupo familiar y de acompañamiento también de ambos lados”, indicó.

Sobre este aspecto, remarcó que, así como desde salud se acompaña a la comunidad, también es necesario el acompañamiento de las familias para que se cumpla con el calendario.

Dado que durante la niñez son más numerosas las vacunas que una persona debe recibir, la estrategia Primeros 1000 Días, anclada en el Plan Provincial de Salud 2019-2023, plantea un abordaje integral por el cual los equipos de salud priorizan la vacunación efectiva y oportuna, para llegar a todos los neuquinos y las neuquinas.

En cuanto a la importancia de las vacunas, destacó: “Previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, que se fueron erradicando, como la poliomielitis, el sarampión y la rubéola”.

Las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos del país. Para conocer más sobre la modalidad de atención de los centros de salud y hospitales, se sugiere consultar en forma telefónica y/o a través de las redes sociales.

Deja un comentario