Hoy es el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada

0
36

El gobierno provincial promueve acciones para sostener y avanzar en la reducción de los índices de mortalidad perinatal, desde una atención de calidad y respetuosa de los derechos.

El 31 de agosto es el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada. Históricamente, la provincia del Neuquén trabaja, desde su perspectiva de derechos, para garantizar una atención humanizada y respetuosa, previamente, durante y después del parto.

“Acompañamos el nacimiento, estamos en el lado más hermoso de la vida, el nacimiento de una persona, que es tan significativo, y trabajamos haciendo lo posible para que puedan vivir ese momento de una manera natural y hermosa”. Así definió su trabajo Natalia Paviolo, licenciada obstétrica del Hospital Gregorio Álvarez de Chos Malal, en el marco del Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada.

Tras recibirse de obstétrica en la ciudad de La Plata y comenzar a ejercer su profesión  en la provincia de Buenos Aires, Paviolo llegó a Chos Malal, donde hace seis años que trabaja en el hospital de la localidad del norte neuquino.

Empecé a trabajar gracias a un proyecto que se presentó en el hospital antes de mi ingreso al servicio de tocoginecología, un proyecto para ser una maternidad segura y centrada en la familia, donde la mujer y la familia son los protagonistas y el equipo médico queda como el que acompaña, como una guía para que puedan vivir de la mejor manera el trabajo de parto, respetando los tiempos fisiológicos”, recordó la obstétrica.

Sobre este punto, Paviolo indicó que respetar los tiempos “va de la mano de la no violencia obstétrica”. Al respecto, la obstétrica indicó: “Nosotros generamos un vínculo amistoso con la familia y muy respetuoso también, con mucha información y acompañamiento constante”.

Cabe resaltar que el rol de la obstétrica en el equipo de salud, es valorado desde los lineamientos del Plan Provincial de Salud 2019-2023 y la estrategia Primeros 1000 Días–Tu Salud, nuestro futuro, que promueven acciones para sostener y avanzar en la reducción de los índices de mortalidad perinatal, desde una atención de calidad y respetuosa de los derechos.

Paviolo, por su parte, describe el rol como fundamental. “Somos profesionales de la salud que nos dedicamos específicamente a la embarazada, somos especialistas en eso y las acompañamos en todos los aspectos: antes del embarazo, durante el embarazo y después del embarazo, porque durante la crianza también estamos presentes”, agregó.

Generalmente, las obstétricas y obstétricos de la provincia trabajan en el consultorio, la guardia, la internación y en espacios comunitarios –junto a especialistas de otras áreas para abordar integralmente el desarrollo de la maternidad y la paternidad–.

“En la pandemia no hemos dejado de atender”, explicó Paviolo respecto de las personas gestantes, situación que refleja la realidad de los 55 licenciados y licenciadas en obstetricia que integran el sistema de salud. Estos, junto a los servicios de tocoginecología de distintos puntos de la provincia, han sostenido los espacios de encuentros en la nueva normalidad que impone el COVID-19, bajo las estrategias desarrolladas por el Ministerio de Salud de la Provincia.

Para ello se implementaron números de Whatsapp para contacto directo, páginas y grupos en redes sociales, se desarrollaron materiales audiovisuales y encuentros virtuales para escuchar, informar, acompañar y también para fortalecer las medidas de prevención. Se trabajó en evitar la concurrencia innecesaria a las guardias y garantizar la atención esencial, cuando es necesaria, en espacios diferenciados.

Además, la obstétrica detalló: “Acompañamos con los métodos de protección por la pandemia, pero sin dejar de acompañarlas, respetando los tiempos fisiológicos y también dejando entrar a un acompañante, durante el trabajo de parto, el parto y si fuese cesárea”.

Deja un comentario