Especialistas explicaron beneficios de la creación de un banco genético provincial

0
57

La comisión de Derechos Humanos (G) de la Legislatura de Neuquén comenzó este jueves el tratamiento del proyecto que crea un banco provincial de datos genéticos con el objetivo de obtener información que contribuya a la determinación de delitos penales, conflictos judiciales relativos a la filiación, análisis de ADN con consentimiento de partes, investigación científica y reproductiva, y compatibilidad en la donación de órganos.

A tal fin, la comisión que preside el diputado César Gass (JC) recibió a expertos en la materia y a la vocal del TSJ, Soledad Gennari, quien explicó la implementación del registro de personas condenadas por delitos contra la integridad sexual bajo la órbita judicial neuquina.

Al pronunciarse a favor de la creación de un banco genético en la provincia, la especialista en genética, María Eugenia Antuna remarcó la importancia de que el registro sea desarrollado y trabajado por personal idóneo en la materia. Además, enfatizó que su implementación permitirá esclarecer cuestiones vinculadas a la filiación, así como también identificar restos cadavéricos de personas desaparecidas, colaborar en la investigación criminal a través de la determinación de perfiles de ADN y, crear una base de datos genéticos no codificantes que contribuya a la resolución de conflictos judiciales.

Antuna informó que en el país, son seis las provincias que ya cuentan con este tipo de bancos con información genética, entre las que figuran Buenos Aires, Mendoza y Córdoba. Además, en su intervención, la licenciada explicó en detalle el proceso para la obtención de información genética, y se explayó en cuestiones terminológicas propias del campo tales como las definiciones de genoma, datos genéticos, gen y ADN.

A su turno, el director del Laboratorio central de la provincia, Luis Pianciola aseguró que “Neuquén tiene muchas posibilidades para avanzar en este proyecto” y dijo que sería “ocioso” contar con el equipamiento para la investigación microbiológica molecular y no facilitar un registro como el propuesto con esos datos genéticos. Pianciola remarcó la importancia judicial y social del procedimiento genético que permite que un perfil desconocido pueda ser adjudicado a una persona en particular.

Finalmente, la vocal del TSJ, Soledad Gennari explicó que la provincia creó, mediante ley 2927, el “Registro de Identificación de Personas Condenadas por Delitos contra la Integridad Sexual”.

La norma implica dos secciones diferentes. Por un lado, los datos vinculados a los perfiles de ADN de las personas que cometan delitos y, por otro lado, los datos antropométricos y señas particulares de personas condenadas por delitos contra la integridad sexual. Ambas secciones están integradas a partir de un software particular, denominado Génesis, que aportó la provincia de San Luis.

La funcionaria judicial informó que en la actualidad las muestras se envían a analizar a laboratorios privados, lo que constituye un riesgo para la evidencia, y se pronunció a favor de que en el futuro la realice el laboratorio central de la provincia.

Además, la vocal del TSJ, remarcó que la base de datos del Poder Judicial en la materia “no es un banco de datos genéticos de amplio espectro” y recordó que no constituye un banco de consulta pública. Aseguró que la propuesta en debate permitirá compatibilizar y “fortalecer” la base con la que opera el Poder Judicial en la actualidad.

El titular de la comisión, César Gass, informó que el tema será retomado durante las primeras reuniones de comisión del próximo año, considerando que la reunión de hoy fue la última de este año.

Participaron de la reunión -que se realizó en minoría- César Gass, Karina Montecinos, Teresa Rioseco, Andrés Blanco, Elizabeth Campos, Ayelén Gutiérrez, Soledad Salaburu y Leticia Esteves.

Deja un comentario