5 razones fundamentales para dejar de usar Windows:

0
100

Si la pc que compraste el año pasado hoy es una carreta, si ya instalaste y desinstalaste cuanto anti virus se cruzó por tu camino y aún así tu pc vive infectada, si tu pantalla está llena de carteles que dicen que tu copia de Windows no es original, seguí leyendo, esta nota es para vos.

Windows, como muchos sabrán, es un sistema operativo propiedad de la empresa Microsoft, lanzado al mercado el día 20 de noviembre de 1985. Desde ese momento se ha convertido en el enemigo silencioso con el que hemos convivido todos estos años, tal vez por necesidades puntuales o tal vez por el simple desconocimiento de la existencia de mejores alternativas.

En mi caso particular, dejé de usar windows alrededor del año 2002, en aquel momento recién había aparecido el famoso Windows Xp, tan amado por unos y odiado por otros. Decidí en aquel entonces migrar hacia un sistema operativo libre, gratuito, altamente configurable, con un alto aprovechamiento de los recursos de hardware de la pc y fundamentalmente que me respete como usuario, ya que no encontraba ninguna de estas características en mi viejo Windows.

Fue así como me adentré en el mundo GNU/Linux y a partir de ese momento nunca más volví a mirar una computadora con los mismos ojos.

Hoy te voy a contar cinco razones por las cuales deberías considerar abandonar Windows y pasarte a un sistema GNU/Linux que se adapte a tus necesidades.

  1. Libertad

Windows, como decíamos al principio, es un sistema cerrado, propietario, esto quiere decir que no se nos permite “levantar el capot” y mirar cómo funciona internamente. Por tanto estamos obligados a confiar en las nobles intenciones de Microsoft para con sus usuarios, o mejor dicho, sus clientes. Si Microsoft dice que su sistema operativo no espía nuestros archivos o no recopila información privada sobre nosotros, estamos obligados a creerles, ya que no hay forma de poder mirar el código fuente del sistema para comprobar por nosotros mismos tales enunciados.

Cualquier sistema GNU/Linux, como por ejemplo Ubuntu, Debian, MX Linux, Linux Mint, etc, son de código abierto, y mejor aún, todo el código del sistema se encuentra disponible para que cualquier persona pueda leerlo, estudiarlo, modificarlo, y distribuir tales modificaciones.

  1. Seguridad

Quiero evitar entrar en tecnicismos para tratar de mantener esta nota entendible para todo tipo de público. La manera que tiene windows de manejar los usuarios, grupos y permisos de archivos es y ha sido siempre uno de sus puntos más débiles, y esto ha permitido el desarrollo de todo tipo de virus y programas maliciosos que constantemente atacan estos sistemas.

Una de las frases más sonantes en el mundo Linux es: “No existen virus ni troyanos”, lo cual es cierto, pero no por el simple hecho de que nadie haya programado un virus para linux, sino por la forma en que el sistema maneja los permisos y los ámbitos de ejecución de los programas. Esto quiere decir que por más que yo escriba un virus, o cualquier software malicioso, después tendré el desafío de ejecutarlo en el sistema, lo cual en el mejor de los casos conseguiré pero solo con permisos muy limitados. Todo esto es debido a la sólida estructura mediante la cual son desarrollados los sistemas GNU/Linux.

En resumen, usando un sistema GNU/Linux podemos olvidarnos para siempre de los antivirus, antispywares y todo tipo de programas de protección, ya que el mismo sistema está suficientemente protegido.

  1. Optimización y aprovechamiento del hardware

Si queremos tener un Windows que funcione ágil y rápidamente vamos a necesitar tener una pc bastante poderosa, o lo que es equivalente, bastante cara. Es increíble como puede ser que hoy compremos una pc estándar, Procesador Intel i3, 4 Gigas de Ram, y luego de ponerle Windows 10 e instalarle todos los programas y las actualizaciones, quede lenta, demore 5 minutos en encender y quedar operativa. Este problema se debe en gran parte a la cantidad de “cosas” innecesarias que windows instala por defecto, la cantidad de servicios que el sistema corre de forma automática y que nosotros no necesitamos ni necesitaremos nunca, y la pésima optimización de los componentes físicos de la pc.

Para citar dos ejemplos, Windows corre por defecto un servicio de Fax, si, leíste bien, de Fax. Salvo que te hayas quedado estancado en los 90’s o seas un agente secreto de la kgb, no creo que necesites hacer uso de un módem telefónico, (que tampoco creo que tengas), para enviar o recibir faxes, pero bueno, el servicio ahí está. También, Windows ejecuta de forma automática un servicio para paneles táctiles de dibujado, cosa que el común de la gente no poseemos y así podría seguir varias páginas más.

En Linux en cambio, tengo la posibilidad de decidir qué cosas instalar y cuáles no al momento de realizar la instalación del sistema. Por tanto y como resultado, tengo la opción de instalar un sistema que solo posea las características de software que necesito y descartar todo lo que no uso.

En el caso de requerir software para trabajos específicos, como por ejemplo un músico que necesita grabarse y editar sonido, puede optar por instalar una de las tantas distribuciones de Linux que existen para tareas específicas. En el caso de la producción musical podría optar por Ubuntu Studio o KXStudio entre otras.

  1. Centralización de software

Una de las cosas que siempre me disgustaron de windows es el hecho de que a la hora de necesitar instalar un programa tenía que buscarlo en google, entrar a la página oficial, ver si era gratis o de paga, descargarlo, instalarlo y después estar pendiente de las actualizaciones. Esta tarea es hartante cuando tenemos mucho software instalado.

En los entornos GNU/Linux este problema no existe ya que el 90% de los programas se encuentran centralizados en un repositorio. Si yo necesito instalar un programa para comprimir archivos, simplemente lo busco en el repositorio y lo instalo, así de fácil y con un solo clic. Esta forma de trabajar el software me permite mantener el sistema operativo y todos los programas actualizados de forma automática ya que lo único que necesitamos es actualizar el repositorio y el resto es automático.

  1. Comunidad y Aprendizaje

Uno de los puntos más importantes y destacables del mundo GNU/Linux es la inmensa comunidad de usuarios que existe alrededor del globo, ya que nuestro amado sistema nace, crece y vive gracias a la gran comunidad que lo soporta. 

Dentro de este heterogéneo grupo de personas, encontramos programadores, administradores de sistemas, testers, y usuarios comunes, quienes comparten día a día sus conocimientos y experiencias a través de los miles de foros y chats que existen en la red. Ante cualquier problema, siempre habrá alguien dispuesto a ayudarnos y lo mejor es que terminaremos aprendiendo mucho acerca de cómo funciona nuestra pc y cómo funciona este mundo tecnológico que tanto nos apasiona. 

Espero que estas cinco razones hayan sido suficientes para que te animes a dar el primer paso hacia el lado luminoso de la fuerza y poder contarte prontamente entre las filas de nuestra comunidad. 

Nos volvemos a encontrar en próximos artículos.

Paulo Vazquez
CEO – La Granja Digital

Deja un comentario