Culminaron las capacitaciones para la prevención y tratamiento de la ludopatía

0
39

Cerca de 50 personas tomaron parte de los cursos que este año se hicieron de manera virtual.

Ayer miércoles se llevó a cabo el acto de cierre del ciclo de capacitaciones para la “Detección, prevención y tratamiento de la ludopatía”, del cual egresaron 50 personas entre los niveles 1 y 2.

En esta oportunidad, los cursos fueron adecuados y diagramados bajo la modalidad de clases virtuales a través de videoconferencias, en reemplazo de los encuentros presenciales planificados con anterioridad a la declaración de pandemia por COVID-19.

Las capacitaciones trataron sobre Adicciones conductuales como fenómeno emergente de la realidad cotidiana; Intervención del equipo interdisciplinario de salud, nivel 1; y Abordajes específicos de adicciones conductuales, intervenciones posibles en la comunidad.

Del acto participaron el presidente del Instituto de Juegos de Azar de Neuquén (IJAN), Alfredo Mónaco; el director de Responsabilidad Social, Ricardo Pullella; la representante del departamento de Juego Responsable, Wanda Leitner; y los responsables de la formación, doctores en psiquiatría y especialistas en adicciones conductuales, Alfredo Cía y Julio Brizuela.

Este ciclo -que se viene desarrollando desde 2014, capacitando a más de mil profesionales de la Salud, Educación, Policía, Justicia, entre otros- está organizado por la dirección de Responsabilidad Social del IJAN, a través del área de Juego Responsable.

En este caso, la convocatoria de estos cursos alcanzó a varios sectores, partiendo de la convicción de que las adicciones y los consumos problemáticos deben ser abordados por equipos interdisciplinarios debidamente capacitados.

Desde el IJAN las capacitaciones permitirán seguir dando respuesta a las necesidades que plantean las adicciones conductuales, la ludopatía y sus comorbilidades como fenómenos emergentes de la realidad cotidiana, teniendo en cuenta las distintas perspectivas de abordaje y considerando la nueva realidad mundial.

Deja un comentario