El Club de Planeadores de Cutral-Có crece y «toma vuelo»

0
29

Desde el año pasado demuestra un crecimiento sostenido, no solo institucional sino a nivel de infraestructura. Con más socios y la escuela de vuelvo pronto a comenzar a funcionar.

Todos los fines de semana y días feriados a partir de las 11 horas el club abre sus puertas en el aeropuerto de la ciudad, siempre y cuando el clima se los permita. Ofreciendo vuelos de bautismos a los interesados o simplemente demostraciones de lo que hacen y aman.

Desde el 2020 la masa de socios comenzó a crecer, hoy cuentan con 40 activos y un número igual de adherentes. El plantel actual es de 13 pilotos y con el objetivo de abrir prontamente la escuela que les permita entregar licencias de piloto de planeador y de avión en el corto plazo y así poder aumentar más ese plantel.

Facundo Colligo, es el presidente del club de planeadores, y comentó: El proyecto de la escuela se viene trabajando hace rato en cuestiones administrativas e infraestructura, agrandamos el hangar y ya hay 3 pilotos que rindieron su examen de instrucción y actualización. Solamente falta la habilitación de la ANAC para poder así dar clases durante la semana, aumentando considerablemente la actividad del club y el movimiento dentro del aeropuerto”.

Con respecto a las actividades actuales describió: “Durante los fines de semana tenemos de 6 a 7 familias que se acercan a hacer vuelos de bautismo o simplemente a pasar la tarde y mirar los aviones volar. Justamente el objetivo del club es que sea un lugar para la familia y tener el hangar siempre con gente”.

La flota actual del club cuenta con un avión remolcador, un planeador biplaza, 4 planeadores monoplazas de competición. Lo que demuestra un crecimiento en equipamiento y unidades, ya que esperan la llegada de un nuevo planeador para mediados del 2021.

El 2020 fue un año difícil para ellos, con cese de actividades aeronáuticas a pedido de la ANAC.

Luego de tres meses, y pensando en que los instructores no pierdan sus periodicidad de vuelo, se generó un protocolo que incluye sanitización de aeronaves, actividades con turnos previos, y uso permanente de tapabocas.
Por último, y con muchas expectativas, Colligo recalcó: “Estamos volando, socialmente estamos bien, esperando abrir la escuela y trabajando en proyectos a futuro para mejorar todo esto que amamos y que queremos hacer crecer”.

Deja un comentario