Buscan dar celeridad a los procesos de adopción

0
83

El Gobierno provincial y el Tribunal Superior de Justicia firmaron un convenio con el objetivo de agilizar y disminuir los tiempos de permanencia de niños, niñas y adolescentes en los dispositivos de cuidado formal.

Se firmó el pasado martes un convenio de colaboración entre el ministerio de Desarrollo Social y Trabajo y el Tribunal Superior de Justicia por el cual la subsecretaría de Familia pone a disposición el Sistema Único de Registro (SUR) y la planilla de Seguimiento Evolutivo de Niños, Niñas y Adolescentes (Sennya), para que autoridades del poder judicial puedan acceder a información actualizada sobre abordajes, estrategias, e historias de vida de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo tutela del Estado.

El convenio fue rubricado por la ministra de Desarrollo Social y Trabajo, Adriana Figueroa, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Germán Busamia.

La iniciativa, llevada adelante por la subsecretaria de Familia, Amancay Audisio, y la directora del Registro Único de Adopción, Gisela Maxuell, tiene por objetivo dar celeridad a los procesos administrativos, para lo cual es importante contar con información certera y actualizada de cada caso. Esto permite reducir el tiempo de permanencia de las niñas y niños en los dispositivos de cuidado formal, agilizar gestiones, favorecer el intercambio de datos entre los equipos profesionales y dispositivos de protección de derechos, mejorando las intervenciones, a fin de restituir el derecho a la convivencia familiar.

La ministra Figueroa agradeció el trabajo realizado por ambas funcionarias y resaltó que “el objetivo es formar un trabajo interdisciplinario entre el Registro Único de Adopción (RUA) y los equipos técnicos de los dispositivos de cuidados formales; estamos dando un primer paso en el que ponemos a disposición de la Justicia nuestros sistemas informáticos como SUR, para que todos los involucrados y responsables del sistema de protección podamos efectuar el seguimiento evolutivo de cada uno de los niños y niñas”.

Por su parte, Busamia expresó: “lo que tenemos que resaltar es el trabajo previo de  buscar los entendimientos para que la información sea útil para todas las personas que tomen decisiones en estas historias de vida; y en definitiva, concretar la protección integral de derechos de los niños, niñas y adolescentes como lo indica la ley 2302”.

En tanto, la subsecretaria Audisio dijo que “este es un gran avance que se da gracias a la coordinación de distintos organismos, y con estas herramientas vamos a poder reducir los tiempos de permanencia de los chicos y chicas en los hogares, en donde los agentes de la justicia van a poder obtener información detallada de cada caso y acelerar el proceso de adoptabilidad”.

La ley 2561 regula los trámites de adopción y crea un Registro Único de Adopción a nivel provincial, que es una herramienta destinada a brindar transparencia y garantizar en el proceso de adopción los derechos de los niños, niñas y adolescentes. A su vez, proporciona a los jueces y organismos oficiales que tienen a cargo los trámites relacionados a la adopción, una lista centralizada íntegra y segura de aspirantes admitidos.

De esta manera, desde el ministerio de Desarrollo Social y Trabajo se disponen herramientas modernas, innovadoras y eficientes que permiten dar celeridad a los procesos administrativos relacionados con todas las áreas que conforman el Sistema de Protección Integral de Derechos.

Deja un comentario