Finalizó el curso de Colaboradores Socio-Espirituales en Adicciones

0
23

La entrega de diplomas tuvo lugar el miércoles en el Auditorio de Casa de Gobierno. Egresaron 137 líderes y miembros de instituciones religiosas.

El Gobierno de la Provincia del Neuquén, a través de la Subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, dependiente del Ministerio de Ciudadanía; y la Dirección General de Religión y Culto, dependiente del Ministerio Jefatura de Gabinete; en conjunto con la Cátedra Libre de Salud Pública y Adicciones perteneciente a la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), llevaron a cabo la 4ta edición del curso de Colaboradores Socio-Espirituales en Adicciones. La capacitación se dictó mediante la plataforma Moodle, a cargo de la Secretaría de Modernización de la Gestión Pública.

El objetivo de la capacitación fue brindar herramientas a líderes y miembros de comunidades religiosas sobre los consumos problemáticos para contener a las personas que acuden en busca de ayuda. Se espera que estas personas puedan conformar equipos de colaboradores dentro de las instituciones religiosas para abordar la problemática desde una la instancia de una primera escucha.

La actividad contó con la presencia del ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez; el subsecretario de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, Hernán Ingelmo; el director general de Religión y Culto, Franco Della Valentina; y pastores y pastoras de diferentes instituciones religiosas.

También participaron el profesor a cargo de la Cátedra Libre de Salud Pública y Adicciones, Esteban Bonorino y Florencia Rambeud, directora general de Comunidades Prácticas,dependiente de la Secretaría de Modernización de la Gestión Pública.

El subsecretario Hernán Ingelmo recordó la importancia de abordar los consumos problemáticos de forma integral y destacó que todas las personas pueden encontrar un rol para ayudar: “El sistema de salud tiene su lugar, los servicios asistenciales cumplen su función y ustedes pueden hacer su aporte desde lo espiritual. No existe superposición de funciones, todos podemos trabajar juntos para ayudar a una persona que sufre por una situación de consumos”, expresó.

En total se llevaron a cabo cuatro ediciones del curso desde 2016, las primeras tres, se realizaron en forma presencial mientras que la última se dictó de manera virtual, debido al contexto de pandemia. Esto permitió que participaran en forma simultánea 300 personas de las ciudades de Neuquén capital, Plottier, Centenario, Senillosa, San Patricio del Chañar, Villa el Chocón, Zapala, Aluminé y Loncopué, entre otras localidades.

La capacitación, que comenzó el 30 de agosto y finalizó el 5 de noviembre, contó con nueve encuentros. Esta propuesta surgió ante la iniciativa de pastores y pastoras, que plantearon la necesidad de capacitarse para dar respuesta a las personas que transitan esta problemática.

Deja un comentario