Animales ponzoñosos: qué hacer ante la aparición de alacranes o escorpiones

0
134

Los alacranes o escorpiones pueden encontrarse debajo de piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos y pozos, entre otros lugares, por eso es importante no tocarlos ni intentar matarlos o capturarlos.

Desde el ministerio de Salud de la provincia del Neuquén se continúa difundiendo información relevante sobre las medidas generales de prevención para evitar picaduras o mordeduras de animales ponzoñosos. En este caso, es importante hacer foco en los síntomas, tratamiento y en cómo prevenir el envenenamiento por alacranes o escorpiones. Los alacranes, también conocidos como escorpiones, son animales invertebrados artrópodos, que según la especie, pueden ser peligrosos para la salud. Pueden causar envenenamientos graves e incluso letales, pero son eventos prevenibles y tratables.

Estos animales pueden encontrarse debajo de piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos y pozos. En Argentina existen dos géneros uno se denomina Bothriurus, tiene pinzas anchas y redondeadas, y cola con un solo aguijón. Sus hábitos son nocturnos y suelen construir túneles en interiores de árboles y cortezas. No presenta relevancia toxicológica para las personas.

El otro se llama Tityus sp, se destaca que hasta la fecha no se ha encontrado en nuestra zona. Tiene pinzas largas y delgadas y cola con una púa en la base del aguijón (parece un doble aguijón). Sus hábitos son nocturnos, pero su presencia a nivel urbano es mayor. Suele encontrarse cerca de cañerías y túneles subterráneos, y zonas subtropicales de la Argentina. Su veneno es peligroso para las personas.

Las medidas para evitar el ingreso de alacranes o escorpiones a las viviendas y prevenir incidentes son: no acumular chatarras, recipientes vacíos y escombros en el terreno. Es importante colocar burletes en puertas y ventanas, así como tela metálica en rejillas y sumideros de la vivienda; mantener limpio los rincones y detrás de los muebles; colocar burletes en puertas y ventanas, mosquiteros.

Además es aconsejable revisar y sacudir la ropa y el calzado antes de utilizarlos, si hace mucho no se usan. Revisar cajones, estantes o remover escombros, troncos caídos, y usar guantes y calzado cerrado para dichas tareas. Es importante no tocarlos ni intentar matarlos o capturarlos.

En relación con la picadura de estos animales ponzoñosos se explica que visualmente se puede identificar como una pequeña marca circular acompañada de hinchazón y hematoma y, muchas veces, no se ve nada en la zona de picadura.

Ante la situación de sospecha o confirmación de envenenamiento por un alacrán, es importante que la persona sea trasladada con urgencia a un establecimiento de salud para ser atendida y evaluada a la brevedad.

Algunos de los síntomas de envenenamiento por Tityus sp (su veneno es peligroso para las personas), son dolor agudo y de alta intensidad que se produce en el lugar de la picadura. Además, se puede producir enrojecimiento y sensación de hormigueo y en ciertos casos, puede encontrarse “piel de gallina”.

Cuando existe envenenamiento generalizado, a los síntomas locales se les agregan manifestaciones como taquicardia, dificultad respiratoria, salivación, lagrimeo, temblores, vómitos, diarrea y alteraciones cardíacas.

De la misma manera si la picadura fue por Bothriurus sp. (que no posee veneno de relevancia toxicológica), se debe realizar la consulta para evaluar la limpieza del área de picadura, esquema antitetánico.

Deja un comentario