Vecinos de Vista Alegre levantaron el corte de ruta luego de reunión con autoridades

0
35

Funcionarios provinciales y municipales se reunieron con vecinos de la localidad, con el objetivo de informar las acciones planificadas para la prevención del delito en la zona. Luego del encuentro, se levantó el corte de ruta 7.

Funcionarios provinciales y municipales se reunieron este lunes por la mañana con vecinos y vecinas de Vista Alegre, con el objetivo de informar las diferentes acciones planificadas para prevenir el delito en la localidad. Como consecuencia de tal encuentro, se levantó el corte de la ruta provincial Nº 7.

De la reunión participó el intendente de Vista Alegre, Daniel Ridao; la coordinadora de la subsecretaría de Seguridad, Marianina Domínguez; el coordinador Operativo de la zona de Centenario y Vista Alegre, comisario Alfredo Cortinez y referentes de los vecinos y vecinas que desde la mañana se encontraban cortando la ruta.

La ocasión sirvió para repasar lo pactado en la reunión mantenida el pasado 24 de diciembre, de la que también participó el jefe de Policía, Julio Peralta. Entre los principales puntos se destaca el refuerzo de personal policial en la comisaría Nº 49 a partir del 2 de enero, y los avances en el sistema de videoseguridad, que incluye ocho cámaras domos y tres lectores de patentes, con una inversión de alrededor de 300 mil dólares.

En simultáneo, con la intención de establecer un contacto directo con la fuerza policial, se abordó la posibilidad de que la comunidad tenga los teléfonos de los móviles que corresponden a cada una de las áreas de policía.

También se comunicó que se profundizarán los operativos de tránsito, en un trabajo conjunto con la dirección provincial de Seguridad Vial y municipio; y se comunicó la posibilidad de la instalación de una central de bomberos en la localidad, dado que Policía cuenta con la capacidad para el desembarco de una unidad.

Asimismo, se comentó el trabajo en conjunto con el EPEN, para concretar una central de la empresa estatal que tenga sede en la localidad, y que pueda dar un tratamiento específico de las necesidades de la comuna.

Finalizado el encuentro, se firmó un acta en el que se acordó una nueva reunión dentro de 90 días, para evaluar la repercusión de las medidas tomadas. Más allá de esto, “el objetivo es mantener reuniones periódicas entre vecinos, municipio y policía, para reforzar y trabajar en conjunto ciertas acciones que necesitan de todos los actores”, concluyó Domínguez.

Deja un comentario