EPAS solicita hacer un uso responsable, en Cutral Co y Huincul hay cortes intermitentes

0
105

En este momento la producción desde Mari Menuco es normal, se ha podido revertir el panorama complejo que se presentaba por la presencia de algas y la turbiedad presente en el lago. Sobre el río Limay la situación es compleja porque los caudales del río han disminuido.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento de Neuquén, dependiente de la Secretaría General y de Servicios Públicos, brinda un informe actualizado de los servicios de agua potable que se están viendo afectados por el temporal de lluvia, nieve y viento que azota la provincia; sumado a la bajante del río Limay que pasó de tener una caudal de 300 m3/seg a 170 m3/seg, afectando considerablemente los sistemas de bombeo ubicados sobre su margen.

En Neuquén capital, el organismo trabaja para garantizar la provisión del servicio en la ciudad. En este momento la producción desde Mari Menuco es normal, se ha podido revertir el panorama complejo que se presentaba por la presencia de algas y la turbiedad presente en el lago. Durante la jornada de ayer se trabajó con personal y maquinarias para paliar esta situación que logró revertirse, permitiendo que las cisternas abastecidas desde Mari Menuco recuperen su nivel y sólo existan reclamos puntuales.

Sobre el río Limay la situación es compleja porque los caudales del río han disminuido, por lo tanto, los sistemas de bombeo presentan inconvenientes con el ingreso de agua para ser suministrada a la población. Durante el día de la fecha se llevaron a cabo maniobras en el río de limpieza de equipos y canalización de la zona, para provocar ingreso de más agua. Además, se colocaron equipos de bombeo adicionales, buscando reforzar el sistema de impulsión hacia las cisternas.

Esta situación repercute directamente sobre la cisterna ubicada en Santa Genoveva, por lo que los barrios Provincias Unidas, Sapere, Villa Farrel y Confluencia están siendo afectados con baja presión en el suministro domiciliario.

En zona norte, personal del servicio Chos Malal debió llevar a cabo la paralización del sistema de bombeo ubicado sobre la margen del río debido a que los niveles de turbiedad presentes (15.000 NTU) están por encima de lo que permite tratar la planta potabilizadora. Cuando esta situación meteorológica se revierta, se comenzará a bombear normalmente para recuperar los niveles en las cisternas y normalizar el suministro.

En Andacollo, debido al arrastre de sedimentos presentes en el río Neuquén, los sistemas de bombeo tienen una merma en su capacidad instalada que repercute en baja producción, pero no afecta el servicio que se está proveyendo de forma normal.

En Taquimilán el servicio se está prestando desde pozos filtrantes garantizando el abastecimiento a toda la población. El acueducto proveniente desde el río fue desafectado  por los altos niveles de sedimentos, no presentando inconvenientes en el suministro. El servicio Caviahue se está prestando en forma normal.

En Junín de los Andes la planta potabilizadora San Cabao debió ser desafectada, pero el servicio está siendo prestado con normalidad desde las perforaciones existentes en la localidad, no reportando reclamos.

En Cutral Co y Plaza Huincul se registran cortes intermitentes en la Planta Potabilizadora de Buena Esperanza que requiere la presencia de una guardia permanente con personal técnico de mantenimiento. Además, el acueducto Barreales debió ser paralizado, manteniendo el servicio a las comunidades desde Buena Esperanza que provee 1900 m3/hora, por lo tanto el servicio no está siendo afectado considerablemente.

Hasta tanto esta situación se normalice, se solicita a los vecinos hacer un uso responsable del agua, cuidando las reservas de sus tanques domiciliarios y priorizando el agua para higiene y consumo humano. Ante cualquier inconveniente se recomienda comunicarse con el teléfono de reclamos del EPAS que es el 0800-2224827.

Deja un comentario