Recomendaciones ante alerta epidemiológico por hepatitis aguda grave de origen desconocido

0
234

Es fundamental contar con esquemas de vacunación completos, sostener medidas de prevención e identificar signos para realizar una consulta oportuna, principalmente en población pediátrica.

Ante el alerta emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la cartera sanitaria nacional por la notificación de casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en población pediátrica, el Ministerio de Salud de la provincia recuerda que las vacunas del Calendario Regular, la higiene de manos regular, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar y evitar tocarse ojos, nariz y boca, son claves para prevenir infecciones.

En el caso de la provincia del Neuquén se aguardan los resultados de una persona de 4 años para constatar si el origen de la enfermedad es desconocido o si se trata de causas frecuentes de hepatitis aguda grave, como pueden ser los virus asociados a la hepatitis A, B, C, D y E. Cabe aclarar que anualmente es habitual que se registren casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico, solo que ante el alerta epidemiológico actual se refuerza la vigilancia.

Se recomienda a la población controlar y completar los esquemas de vacunación del Calendario Regular para cada edad; realizar higiene frecuente de manos; evitar el contacto con personas enfermas; cubrirse al toser o estornudar; y evitar tocarse ojos, nariz y boca.

Ante la presencia de síntomas compatibles con los de la hepatitis es importante consultar al equipo de salud: fiebre, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces blancas, dolor articular e ictericia (coloración amarilla en la piel) en personas menores de 16 años.

Sobre las hepatitis

  • Es la inflamación del hígado.
  • Puede ser por causa infecciosa, tóxica o autoinmune.
  • En la mayoría de los casos, es provocada por un virus.
  • Las hepatitis virales más frecuentes son causadas por los virus de hepatitis A, B y C.
  • El test para las hepatitis B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y minimizar la transmisión.
  • Las hepatitis A y B son prevenibles a través de vacunas.
  • Los tratamientos para la hepatitis B crónica y la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos.

Deja un comentario