Poda en frutales de pepita: oportunidad para evaluar status sanitario que incide en la producción

0
219

El Laboratorio de Servicios Agrarios y Forestales (LASAF) de la Provincia ofrece servicios de análisis fitopatológicos para la identificación de problemas, pudiendo determinar el o los agentes biológicos que provocan enfermedades en la madera.

Cerca de la temporada invernal, se inicia una de las labores culturales clave para la producción frutícola: la poda. Durante esta práctica, se puede observar el estado sanitario de las ramas y troncos; detectando así posibles afecciones.

Según datos del INTA del 2017, en los últimos años, en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén se ha incrementado la presencia de manzanos con cancrosis en troncos y ramas, causando “muerte descendente o en reversa”, también denominado “die back”, convirtiéndose en una limitante sanitaria que afecta la producción.

La cancrosis o “cancro” es el síntoma que se puede observar, provocado por un agente infeccioso, que causa debilitamiento y/o marchitamiento de los tejidos vivos, en este caso, en la madera.

Esta enfermedad puede ser causada por diferentes patógenos; por lo cual resulta importante, determinarlos y conocer su ciclo biológico. De esta manera se puede plantear un manejo adecuado de la enfermedad que minimice los daños y permita tomar decisiones con celeridad y mayor certeza.

El Laboratorio de Servicios Agrarios y Forestales (LASAF), dependiente de la Subsecretaria de Producción de la Provincia, ofrece servicios de análisis fitopatológicos para la identificación del problema, pudiendo determinar el o los agentes biológicos que provocan esta y otras enfermedades.

“Durante la poda se puede observar en la madera los síntomas característicos de estas enfermedades u otras y es de fundamental relevancia realizar un correcto diagnóstico.  Éste es el momento ideal, para marcar las plantas afectadas y luego en la primavera obtener muestras para realizar análisis en el laboratorio”, señaló la directora del organismo, Juliana Alzugaray.

Acerca de LASAF

El laboratorio desde hace muchos años continúa adherido a la Red Nacional SAMLA (Sistema de Apoyo Metodológico a Laboratorios de Análisis de suelos agropecuarios, aguas, vegetales y de enmiendas orgánicas). También integra el Programa Nacional de Interlaboratorios de Suelos Agropecuarios (PROINSA) cuya finalidad es mejorar la calidad de los resultados analíticos de los ensayos que realizan los laboratorios públicos y privados de Argentina, en el que LASAF siempre ha obtenido resultados satisfactorios

Está enfocado prioritariamente en los programas que implementa la provincia de Neuquén articulando acciones con los programas de la Subsecretaria de Producción, Centro PyME ADENEU, Consejo Provincial de Educación, y Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCo, entre otros, brinda servicios a la comunidad productiva regional, tratando de adaptarse en forma permanente a la evolución de la demanda del sector.

En 2022, LASAF renovó la habilitación ante el Instituto Nacional de Semillas (INASE) para la certificación de sanidad de material de propagación de plantines de frutilla y papa semilla para análisis nematológicos y la respectiva renovación del Registro Nacional de Comercialización y Fiscalización de Semillas (RNCYFS), que alcanza también a los Viveros Provinciales.

Es uno de los cuatro laboratorios del país recomendados por el INASE para procesar y analizar los plantines de frutillas producidos en viveros.

En 2021 incorporó como servicio la medición de Nitrógeno por el método de Kjeldhal. Con una inversión de alrededor de $1.200.000.- realizada por el Ministerio de Producción e Industria, se adquirió un equipo para destilación semiautomática de nitrógeno; el cual permite automatizar una de las tres etapas que componen el método. De esta manera la destilación se completa entre tres y cinco minutos mientras que anteriormente, con el equipamiento tradicional, el proceso demandaba alrededor de 60 minutos, solo en la destilación.

Deja un comentario