Voces en la Biblioteca: Vilma Chiodín y Paula Pergolini recuerdan al Maestro Jorge Michelotti

0
54

Este lunes 20 de junio a las 18 se estrenará una nueva emisión del ciclo «Voces en la Biblioteca en el canal de Youtube del Ministerio de las Culturas».

Vilma Chiodín y Paula Pergolini recordarán al maestro Jorge Michelotti, cuya biblioteca personal, así como la de su esposa, la lingüista Lidia Bruno, forman parte hoy de la Biblioteca Pública Provincial. Será este lunes 20 de junio a las 18, en una nueva emisión del ciclo «Voces en la Biblioteca en el canal de Youtube del ministerio de las Culturas».

Vilma Chiodín es artista plástica, especialista en vitrales, docente y teatrista. Paula Pergolini es también artista plástica, escultora y docente. Ambas fueron alumnas, aprendices y amigas del escultor Jorge Michelotti y trabajaron junto a él en la elaboración y emplazamiento de varias obras del artista, como el monumento a la ciudad de Neuquén “Rosa de los vientos”, el monumento a Rodolfo Walsh o el Reloj Solar.

Sobre Jorge Michelotti

El escultor y pintor Jorge Michelotti, nació en la ciudad de Buenos Aires en 1933. Se formó y se recibió de Profesor de Dibujo en la Escuela de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón” de la Capital Federal. Junto a su esposa Lidia Bruno se estableció en Neuquén en 1975. A los pocos años de radicarse en la capital neuquina fue designado director de la Escuela Superior de Bellas Artes Manuel Belgrano, cargo que desempeñó hasta 1989.

Además de su labor docente, trabajó en el campo de la publicidad y nunca abandonó su tarea como artista, especialmente como escultor. Varias de sus esculturas están emplazadas en avenidas de la ciudad de Neuquén, entre ellas la que realizó en homenaje al escritor Rodolfo Walsh que fue inaugurada en abril de 1997, busto ubicado en la plazoleta de Periodistas Neuquinos y Avenida Argentina. También se destacan los cuatro relieves titulados “Rosa de los Vientos” dedicados a los primeros pobladores de Neuquén y el reloj solar que realizó junto a Vilma Chiodin, ubicado en el paseo de la costa.

Los últimos años de su vida trabajó en su propio taller de arte, donde estudió una nueva generación de artistas plásticos neuquinos. Una frase que escuchaban mucho sus alumnos era: “La técnica es dominio” y estimulaba a sus estudiantes a reforzar la práctica.

Comprometido con su tiempo, promovió la creación de asociaciones artísticas como ANAP (Asociación Neuquina de Artistas Plásticos) y La Conrado. Su compromiso lo llevó también a ser parte de la agrupación “Artistas por Zanon”.

Generoso, muy querido especialmente por la comunidad artística, siempre se caracterizó por imprimir a su arte su pensamiento ideológico y filosófico, con un enorme compromiso social. Su última aparición pública fue en noviembre de 2018, junto a su inseparable compañera, Lidia Bruno, cuando concurrió al Concejo Deliberante para recibir la distinción de Vecino Ilustre, por iniciativa del Consejo de las Artes.

Deja un comentario