Capacitaron en Buenas prácticas de Manejo Ganadero en contexto de Cambio Climático

0
167

Fueron 14 jornadas de intercambio con un alcance de 173 participantes, entre los que se incluyen familias productoras, referentes locales, técnicas y técnicos. Desde la organización se destacó la participación de jóvenes y mujeres. Dichas jornadas se realizaron en las zonas Centro, Sur, Loncopué, Norte y Confluencia.

Las capacitaciones ofrecidas en los últimos dos meses por la subsecretaría de Producción de la Provincia tuvieron como la temática del cambio climático y la concientización del uso de los recursos. Consistieron en jornadas de intercambio de saberes entre técnicos y productores y productoras locales. Algunos de los temas abordados fueron: clasificación del rodeo mediante boqueo y condición corporal, revisación clínica y fisiológica de reproductores y uso del pastizal natural.

Para este periodo específico se trabajó en conjunto con los equipos técnicos de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) de la Dirección de Desarrollo Rural y de técnicos de las direcciones de Ganadería y Vinculación Territorial de la zona centro para unificar criterios y contenidos a fin de aplicar en las zonas Norte, Centro, Confluencia y Sur con la temática “Clasificación de majadas” y “revisión clínica de reproductores”.

Se propuso como metodología trabajar con casos reales (predios), alternando trabajo a corral para registrar datos con instancias de gabinete para poner en común y sacar conclusiones en conjunto.

Se avanzó en armar dos propuestas de registros a corral y se validó en las primeras 4 jornadas con productores. Las mismas conformarán posteriormente parte del cuaderno de campo.

Otros temas abordados desde los equipos técnicos territoriales fueron: manejo de pastizales, planificación del uso de la tierra y revisión clínica de reproductores.

Se desarrollaron un total de 14 jornadas de intercambio con un alcance de 173 participantes, entre los que se incluyen a las familias productoras, referentes locales y técnicas y técnicos. Dichas jornadas se distribuyeron en diferentes parajes y localidades del Centro, Sur, Loncopué, Norte y Confluencia, tal como Portezuelo, Aguada San Roque, Sainuco, Paso Aguerre, Cajón Chico, CaepeMalal, Namunucura, Pilo Lil, Naunauco, Leuto Caballo y Centenario. Con respecto a la participación, el 35% corresponde a mujeres y el 25% a jóvenes.

Además, participaron aproximadamente 25 técnicos y veterinarios de la Subsecretaria de Producción y de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente.


Asistencia técnica y capacitaciones
Desde la subsecretaría de Producción se busca mejorar las condiciones y la calidad de vida de las familias productoras a través de diferentes herramientas de asistencia técnica y capacitaciones teórico-prácticas. Por tal motivo se realizan jornadas de capacitación enfocadas al sector ganadero caprino y ovino y se está trabajando también en horticultura, forraje, agua y fondos rotatorios, entre otros temas.

El objetivo es acompañar el ciclo productivo en cada actividad hasta finalizar en la comercialización conjunta de los productos.

Luego de varios proyectos de infraestructura para el medio rural, que se han ejecutado con diferentes fuentes de financiamiento y en conjunto con las organizaciones de productores, se ha logrado incorporar cobertizos, corrales, potreros, obras de agua, galpones de esquila y de acopio de forrajes. Esta infraestructura facilita hoy un manejo diferencial del ganado, que es necesario fortalecer con capacitaciones que faciliten la toma de decisiones por parte de los productores en relación a la oferta forrajera y las categorías de animales que poseen.

Para los sistemas de producción primarios se fortalece o impulsa el acceso al agua en calidad y cantidad, la dotación de recursos e infraestructura, la diversificación productiva, acceso y uso acorde de tecnologías y prácticas productivas eficientes y sostenibles.

Por otra parte, se pretende que esos sistemas productivos sean sustentables en el largo plazo, haciendo usos eficientes de los recursos naturales, promoviendo la biodiversidad y evitando la realización de prácticas que repercutan negativamente en el medio ambiente. En este sentido, se pone de manifiesto la revalorización de los agricultores familiares como promotores de alimentos diferenciados, sanos, inocuos, y producidos en un marco sustentable.

Deja un comentario