Salud recuerda las medidas para  prevenir infecciones respiratorias

0
384

Las vacunas, la ventilación y el lavado de manos son claves para evitar los contagios.

El frío y el aumento de la circulación de los virus respiratorios traen como consecuencia un incremento de las consultas por infecciones respiratorias, por lo que se recuerda que la vacunación antigripal es fundamental para evitar que las personas más propensas a tener complicaciones estén protegidas y que toda la población puede prevenir las infecciones respiratorias con medidas de cuidado simples.

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son enfermedades que afectan a los oídos, nariz y garganta hasta los pulmones. Son ocasionadas en su mayoría por virus, aunque también pueden ser bacterias o parásitos, que se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que expulsamos al toser o estornudar, o mediante el contacto con superficies contaminadas (como son manijas de las puertas, barandas del transporte público, mesas o escritorio, entre otros).

Se recomienda:  

  • La ventilación de los espacios cerrados.
  • El correcto y frecuente lavado de manos; o el uso de alcohol en gel cuando no haya agua y jabón para higienizarse las manos.
  • Cubrirse la boca y la nariz con el codo al toser o estornudar.
  • Limpiarse la nariz con pañuelos descartables.
  • Evitar el contacto con personas que tengan enfermedades infecto-contagiosas.
  • Evitar el humo de cigarrillos y braseros cerca de los niños y niñas.
  • Mantener los esquemas de vacunación al día.

Ante síntomas como dificultad para respirar, agitación, fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal, conjuntivitis, dolor de garganta, de cabeza y muscular, es fundamental consultar al equipo de salud y evitar concurrir a los lugares de trabajo, escuela o sitios muy concurridos.

Hay signos de alerta a considerar:

  • La respiración rápida, con silbidos o ronquidos.
  • El hundimiento del pecho al respirar.
  • La fiebre de más de 38° persistente.
  • Mucosidad.
  • Pérdida del apetito.
  • Complicaciones para amamantar o hidratarse.
  • Decaimiento e irritabilidad.

Antes estos signos, consultar al centro de salud más cercano y no automedicar, ya que el consumo de remedios sin receta puede producir intoxicación y ocultar síntomas relevantes en el proceso de diagnóstico.

Sobre la gripe

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. La vacunación antigripal reduce las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por este virus.

El Calendario Regular de Vacunación indica la vacunación para: personal de salud, personas gestantes (en cualquier momento del embarazo), personas puérperas, niñas y niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas al menos de 4 semanas), todas las personas a partir de 65 años y personas entre 2 y 64 años con condiciones de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales, inmunosupresión, obesidad y diabetes.

Para las personas comprendidas en esos esos grupos, la vacuna antigripal es gratuita y no requiere de orden médica. Es importante aclarar además que se puede aplicar junto con cualquier otra vacuna.

Deja un comentario