Bodegas boutique de Neuquén concretaron rondas de negocios con gastronómicos y vinotecas

0
63

El encuentro fue organizado y propiciado por el Centro PyME-ADENEU. La actividad permitió generar nuevos vínculos, degustar vinos y dialogar sobre aspectos comerciales.

Con el objetivo de dar a conocer los vinos artesanales locales y ampliar sus canales de comercialización, desde el Centro PyME-ADENEU se organizó una ronda de negocios entre bodegas y representantes de hoteles, vinotecas y locales gastronómicos.

Los sies emprendedores que participaron de las rondas cuentan con pequeñas parcelas de vides y bodegas boutique, ubicadas en Neuquén capital, Senillosa y San Patricio del Chañar.

Esta fue una primera experiencia que busca acercar y vincular la producción local de vinos a escala artesanal con locales gastronómicos, vinotecas y demás espacios comerciales que pueden servir como canal para que los consumidores conozcan los vinos neuquinos y, a su vez, los comercializadores puedan ampliar su oferta de productos.

Luego de participar de las rondas de negocios, Cristian Alfaro, chef del “Hotel La Herradura Suite” de Plottier comentó que “estuvimos en una ronda de negocios con elaboradores de vino de la ciudad de Neuquén, de Senillosa y alrededores, y de San Patricio del Chañar. Es importante sumar a este tipo de productores a nuestra carta para hacerlos conocer”.

Respecto de los vinos indicó que “lo más sorprendente es la calidad del producto, el nivel de producto que manejan es excelente”.

Por su parte, Carlos Mabellini, dueño de la bodega Mabellini Wines analizó: “Veo que la gente está muy interesada, sobre todo los chefs, en los productos regionales y esta es una buena forma para encontrarnos. Porque si bien somos pocos, creo que estamos desconectados, esto me parece que sirvió fundamentalmente para encontrarse”.

“Es la primera vez que participamos de una ronda de negocios, creo que fue muy productiva y provechosa, fue ágil y realmente pudimos juntar a las dos partes, me parece que de forma muy eficiente”, relató Mabellini.

Este es un proyecto joven que se encuentra ubicado en Neuquén capital, con una capacidad de bodega de 140.000 litros. “Tenemos chacra en Neuquén y en Mainqué, y de esas 25 hectáreas obtenemos la uva para elaborar el 100 por ciento de nuestros vinos”, contó Mabellini.

Las otras pequeñas bodegas que se dieron a conocer fueron “Puerta Oeste” (Senillosa), “Impasse” (Neuquén capital), “Tero Rengo” (San Patricio del Chañar), “Fincas del Limay” (Senillosa) y “Unión 24” (San Patricio del Chañar).

Acompañamiento al sector

Desde el Centro PyME-ADENEU se brinda asistencia técnica y capacitación al sector vitivinícola del Neuquén.

En 2023 se concretaron más de 80 asistencias técnicas a productores de uva y elaboradores de vino de los departamentos de Confluencia, Añelo y Picún Leufú, como así también de las localidades de Taquimilán y Chos Malal.

En forma complementaria al acompañamiento técnico y la capacitación, se otorgó financiamiento por 6,5 millones de pesos para capital de trabajo y pequeñas inversiones.

Para las bodegas con capacidad de exportar, ubicadas en el Polo Vitivinícola de San Patricio del Chañar, desde el Centro PyME-ADENEU se coordinó, junto al Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), para que cuatro bodegas neuquinas participen este año en ferias mundiales realizadas en Alemania y en Brasil.

Deja un comentario