Trabajo conjunto para la prevención de consumos problemáticos

0
137

Mediante mesas de trabajo entre los ministerios de Educación y de Ciudadanía se busca un abordaje integral de las políticas públicas.

El pasado viernes se realizó una jornada de trabajo que tuvo como principal eje el fortalecimiento de las acciones para la prevención de consumos problemáticos y adicciones.

Del encuentro participó el equipo interdisciplinario del Programa Provincial de Prevención de Consumos Problemáticos y Adicciones, integrado por la directora provincial de Programas Transversales, Lorena Obreque y la directora general de Monitoreo Estratégico, Rocío Lara, por parte del ministerio de Educación; el director general de Prevención, Marco Fernández, y el asesor Martín Pedersen, integrante del equipo técnico de la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos del ministerio de Ciudadanía.

La ministra de Educación, Cristina Storioni, destacó que el trabajo interministerial permite “pensar colaborativamente estrategias y diseñar herramientas y recursos para el abordaje de esta problemática en los ámbitos educativos» y agregó que desde el gobierno de la provincia «se impulsan acuerdos para avanzar en políticas de cuidado”.

Por su parte, Obreque sostuvo que “debemos centrar la atención en la prevención, entendiéndola como el compromiso y los esfuerzos que una comunidad pone en marcha para reducir de forma razonable la probabilidad de que en su seno aparezcan problemas relacionados con los consumos».

Agregó que «esta perspectiva conlleva una revisión de las lógicas de consumo, poniendo énfasis en la cultura del cuidado. La misma propone la valoración de la vida, la salud, el cuerpo, el autocuidado y el cuidado de los otros”.

Durante la mesa de trabajo se analizaron y evaluaron diferentes situaciones que generan gran preocupación como el consumo de alcohol en los y las adolescentes. Asimismo se plantearon otras propuestas como la formación de referentes para las escuelas secundarias, la continuidad en las capacitaciones para docentes, jornadas de trabajo con las familias y también la creación de un sistema de estadística que permita dar cuenta de la realidad de los números de estás problemáticas.

Estas acciones interministeriales se vienen desarrollando desde 2018 a través de la Mesa del Plan Unificado, que tiene como objetivo realizar un abordaje integral de la política vinculada a las adicciones y los consumos problemáticos.

¿Qué es consumo problemático?

Se trata de un consumo que mediando sustancia o no, afecta negativamente de forma crónica a la salud física o psíquica del sujeto; y/o las relaciones sociales.

Los consumos problemáticos pueden manifestarse como adicciones o abusos al alcohol, tabaco, drogas psicotrópicas -legales o ilegales- o producidas por ciertas conductas compulsivas de los sujetos hacia el juego, las nuevas tecnologías, la alimentación, las compras o cualquier otro consumo que sea diagnosticado por un profesional de la salud.

La prevención desde la perspectiva integral

Desde Educación se propone construir una perspectiva desde el paradigma de la complejidad, donde las acciones de prevención tienen en cuenta la mayor cantidad de variables y dimensiones que supone una determinada situación: el sujeto, su etapa vital, su entorno, los vínculos, las redes con las que cuenta, el contexto en el que está inserto, entre otros.

Las principales líneas de acción del Programa Provincial de Prevención de Consumos Problemáticos y Adicciones son:

  • Propiciar el abordaje de la problemática de los consumos problemáticos y sustancias, desde una perspectiva transversal, trabajando con todos los niveles del sistema educativo, con el fin de promover valores y actitudes que fortalezcan las capacidades de las personas para prevenir las adicciones.
  • Favorecer la incorporación de los lineamientos curriculares sancionados por el Consejo Federal de Educación (Res. 256/15) en los documentos provinciales y en los Proyectos Educativos Institucionales.
  • Planificar y desarrollar capacitaciones, trayectos formativos destinados a directivos, docentes, preceptores y asesores pedagógicos tendientes a construir herramientas para desarrollar intervenciones preventivas.
  • Promover intervenciones en las escuelas de carácter preventivos, que estén referenciadas en el marco de derechos que las respaldan, teniendo como horizonte la permanencia del estudiante en su trayectoria educativa.
  • Promover el establecimiento de acuerdos institucionales entre los diferentes actores de la comunidad educativa, poniendo el foco en el protagonismo de niñas, niños, jóvenes y adolescentes, para un tratamiento consensuado de las situaciones problemáticas presentadas.
  • Consolidar el trabajo en redes institucionales e intersectoriales (participación en el Plan Provincial de Prevención de los Consumos Problemáticos y Adiccionesjunto con referentes de salud, justicia, desarrollo social, entre otros), a fin de viabilizar la ejecución de las acciones necesarias para un abordaje integral de las problemáticas detectadas.
  • Diseñar, elaborar y distribuir materiales en torno a la Prevención de los consumos problemáticos y adicciones.

Deja un comentario