Avanza el proyecto de ley de entornos saludables en las escuelas

0
72

El proyecto  fue desarrollado en conjunto por los ministerios de Salud y Educación y promueve políticas públicas que favorezcan los entornos escolares saludables está cada vez más cerca de ser ley. Sus tres ejes fundamentales son: alimentación saludable, agua segura y actividad física.

El pasado jueves, la Legislatura aprobó por mayoría el proyecto de ley Nº 13.002, que impulsa la creación de entornos escolares saludables. La iniciativa fue presentada por el gobernador Omar Gutiérrez al inicio del actual período legislativo y promueve políticas públicas que favorezcan los entornos saludables, enfocado en la regulación de quioscos y publicidad de alimentos; promoción de la educación alimentaria, agua segura y actividad física; ambientación de comedores escolares y accesibilidad a la lactancia para toda la comunidad educativa.

Una vez reglamentada, el Poder Ejecutivo provincial determinará la autoridad de aplicación de la presente ley.

Los entornos escolares saludables además, son una línea de acción dentro de la estrategia integral más amplia que son los Entornos Saludables, desplegada en el Plan Provincial de Salud 2019-2023, con el objetivo de promocionar estilos de vida saludables, impulsando en el territorio y en todas las etapas de la vida la promoción del cuidado de la salud y la adopción de hábitos sanos, con énfasis en las necesidades alimentarias y nutricionales, una vida activa y los ambientes libre de humo de tabaco.

En este sentido, la ministra de Salud, Andrea Peve, resaltó: “Esto es muy importante, este proyecto fue un trabajo conjunto con el Ministerio de Educación para promover en los establecimientos educativos acciones sostenidas en el tiempo que ayuden a la promoción de un estilo de vida saludable para prevenir los principales factores de riesgo de las enfermedades crónicas no transmisibles”.

Por su parte, la ministra de Educación y presidenta del Consejo Provincial de Educación (CPE), Cristina Storioni, destacó que “esta Ley nos permitirá regular acciones de accesibilidad y promoción de hábitos saludables en el ámbito escolar, trabajando desde la protección de los derechos a una alimentación adecuada, saludable y nutritiva de niños, niñas y adolescentes”.

En tanto que, Samuel García, referente provincial de nutrición de la cartera sanitaria, explicó que los cimientos de la ley fue el diagnóstico de situación, el análisis y el fortalecimiento de las políticas en entornos escolares saludables con base en tres ejes: alimentación saludable, agua segura y actividad física.

“Reglamentar esta ley es generar territorialidad y para eso es necesario observar las costumbres y hábitos de cada lugar, garantizando la accesibilidad a hábitos y estilos de vida saludables en todos los centros educativos de la provincia”, resaltó García.

En relación a los resultados del estudio, el nutricionista relató que se diagnosticaron 417 escuelas rurales, urbanas, públicas y privadas (la mitad de las que tiene la provincia), en todos los niveles educativos. Luego de la evaluación se observó que el 60% de las escuelas no tiene quioscos, que el 87% de los quioscos tienen publicidad que insta al consumo de alimentos o bebidas no saludables, y que el 50% de las escuelas cuenta con talleres o dispositivos (como carteles) de promoción de vida saludable.

Además, García remarcó que el estudio no implicó “pesar ni medir a los alumnos”, sino evaluar y comparar el acceso a productos saludables y no saludables, así como también la puesta en marcha de prácticas que generen hábitos saludables. A su vez, el nutricionista insistió: “Todas las instituciones educativas cuentan con agua segura, pero lo que busca este proyecto es que esté accesible en el pasillo y en el aula, es decir, que el alumno lo tenga al alcance de la mano”.

Al explicar la trascendencia del proyecto, García afirmó que es necesario legislar sobre esta política para desterrar la obesidad y asoció esas patologías a la oferta de alimentos ultra-procesados y al incremento del sedentarismo a raíz del uso de las nuevas tecnologías.

“La escuela es un lugar de construcción social porque lo que se aprende, luego se replica en el hogar”, reflexionó el nutricionista y destacó: “El fin de este proyecto es crear ambientes escolares saludables en lo referente al entorno obesogénico y poder brindar las medidas necesarias para garantizar una nutrición adecuada y la promoción del ejercicio físico, para prevenir el sobrepeso y obesidad, que constituye la forma más prevalente de malnutrición”.

En cuanto al impacto a nivel nacional, García manifestó: “Tuvo mucha repercusión en todas las provincias y los referentes de nutrición celebran esta decisión”.

Finalmente, la Licenciada en Nutrición, Carina Morales, a cargo del equipo de Entornos Escolares Saludables, señaló que “este proyecto de Ley surge a partir de un trabajo de investigación que se realizó articuladamente con la cartera de Salud provincial, el cual se llevó a cabo en el 50% de las escuelas de toda la provincia”. En este marco reconoció la predisposición y acompañamiento por parte de directivos, docentes y supervisores que permitieron realizar un diagnóstico de las escuelas neuquinas en los ejes de Entornos Escolares Saludables.

“Celebramos que nuestra provincia tenga una ley de EES, ya que sería la primera a nivel país”, resaltó Morales y concluyó: “estamos convencidos que la iniciativa servirá de antecedente para reforzar y motivar el trabajo que vienen realizando muchos equipos en post de mejorar la salud de nuestros niños, niñas y adolescentes”.

Sobre el proyecto:

Todas las acciones que propone el proyecto son intervenciones para abordar los principales factores de riesgo de enfermedades no transmisibles como: consumo de tabaco, alimentación inadecuada, escasa actividad física, consumo de alcohol y sustancias tóxicas.

Una vez reglamentada la ley cada institución educativa, de acuerdo a su realidad territorial, tendrá entre sus funciones: implementar campañas de difusión, señalética alusiva y talleres de concientización que contribuyan a la promoción de hábitos y estilos de vida saludables, calidad nutricional de la alimentación y sus condiciones de higiene, de actividad física, lucha contra el sedentarismo; así como promover la compra y distribución de productos locales y frescos, y fomentar actividades extracurriculares, entre otras.

Deja un comentario