Jornada provincial por el Día Nacional por una Argentina sin Chagas

0
54

Con motivo de la fecha, la provincia del Neuquén realizó una jornada con los equipos de referentes de las distintas localidades.

Desde el 2011, por iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación y con la adhesión de las provincias, todos los últimos viernes de agosto se conmemora el Día Nacional por una Argentina sin Chagas. Este año, se celebró este 27 de agosto con el objetivo de promover la participación y el compromiso comunitario, a partir del trabajo conjunto entre la comunidad científica, sanitaria, escolar y la comunidad en general para desnaturalizar la enfermedad de Chagas, tomar conciencia acerca de ésta problemática y romper el silencio que la rodea.

Con motivo de la fecha, desde el Departamento de Salud Ambiental de la cartera sanitaria provincial se llevó a cabo un encuentro con los referentes de las distintas localidades. La modalidad fue virtual, con la coordinación del equipo de Salud Ambiental, Maternidad e Infancia, Epidemiología y la Red de Laboratorio de Chagas desde el Centro Administrativo Ministerial (CAM).

Durante la jornada se realizó una presentación para poner en contexto la situación de esta enfermedad a nivel mundial, nacional y provincial. Además, explicaron que la enfermedad de Chagas es “una de las enfermedades transmitidas por animales”, provocada por un parásito muy pequeño (Trypanosoma cruzi), que se transmite mediante la picadura de vinchucas infectadas con el mismo.

Al hablar sobre la situación epidemiológica actual manifestaron que la provincia del Neuquén continúa siendo “libre de transmisión vectorial del Chagas” desde el 2001 y que la vía congénita sería la más frecuente en la generación de nuevos casos en Argentina. La libre transmisión vectorial significa que las vinchucas encontradas en el territorio, hasta la actualidad, no han estado infectadas por el parásito que provoca la enfermedad de Chagas.

Asimismo, destacaron que en la provincia se observa una baja prevalencia en embarazadas y pocos casos de transmisión vertical. El Chagas es una enfermedad que a través del diagnóstico precoz, tiene tratamiento y cura, y el Sistema Público de Salud de la provincia del Neuquén cuenta con la medicación correspondiente.

La detección precoz de los niños y niñas infectados y su tratamiento asegura un alto porcentaje de curación, y es fundamental el seguimiento del recién nacido/a de personas gestantes positivas.

Desde el Departamento de Salud Ambiental recordaron que es importante continuar con la difusión de las Guías de Diagnóstico y Tratamiento del Ministerio de Salud de Nación, así como mejorar el diagnóstico y la notificación.

La transmisión vertical significa que la transmisión se da entre la persona gestante y el recién nacido/a. Por este motivo, es importante realizar los análisis correspondientes a toda persona gestante, a fin de ofrecerle el mejor seguimiento y abordaje, tanto durante el embarazo así como posterior al mismo. Los controles y seguimiento en los recién nacidos y nacidas, y hasta los 14 años de edad de madres gestantes con enfermedad de Chagas, son fundamentales también.

Dentro de las reglamentaciones que avalan el diagnóstico se destacan la Ley 26.287, donde se establece la obligatoriedad de los estudios en personas gestantes y recién nacidos/as de madres con Chagas positivo; y la Ley 26.279 de Pesquisa Neonatal.

Los controles son libres, gratuitos, y fundamentales para decidir si es necesario un tratamiento. Vale aclarar que el Chagas congénito y el vectorial son de notificación obligatoria. De acuerdo a los registros, la prevalencia de casos detectados en personas gestantes en la provincia del Neuquén fue de 21 personas positivas (0.41%) en el 2018 y 2019; y 26 positivas (0.62%) en el 2020. La detección de casos de Chagas congénito fue: un caso en el 2019 y cero en el 2020.  A nivel país la prevalencia en embarazadas en el 2018 fue del 2%, lo que representa que Neuquén siempre estuvo por debajo de la media nacional.

La fecha

La elección del último viernes del mes de agosto se debe a que durante la época estival se registra una mayor actividad y reproducción de la vinchuca, lo que produce un aumento de la densidad poblacional de este vector transmisor en las viviendas y en consecuencia, una mayor probabilidad de ocurrencia de personas infectadas por esta vía de transmisión.

Deja un comentario