Las adolescencias neuquinas invitan a sus pares a ser parte de espacios de participación

0
55

En el manifiesto elaborado por las 109 chicas y chicos de toda la provincia que participaron en el quinto Foro Provincial Adolescente les hablan a sus pares y también a las personas adultas que acompañan en sus ámbitos.

Las adolescencias neuquinas que participaron del quinto foro que las reunió en Caviahue el 18, 19 y 20 de noviembre pasado elaboraron, como cada año, su manifiesto en el que plasman sus inquietudes, necesidades, demandas y realidades. El Foro Provincial de Adolescentes es un espacio impulsado desde 2017 por la subsecretaría de Niñez y Adolescencia, del ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud.

En el documento, que fue leído en la noche de cierre del encuentro, las adolescencias instan a sus pares a que participen como ciudadanas y ciudadanos, de manera colectiva y enlazando con otras localidades. “Es importante participar desde agrupaciones o movimientos de estudiantes para ayudar a que nuestra voz se escuche, que sea un eco infinito a través del tiempo”, expresan.

Destacando la relevancia del empoderamiento, aconsejan a todas las chicas y chicos a que lean la Ley 2302 que protege sus derechos, para reforzar y ampliar conceptos. “No tengan miedo a expresarse, a opinar, luchen por sus derechos, no se callen y no sientan vergüenza de sus culturas, de su género, de su sexualidad, de su apariencia o hasta de su forma de ser/expresarse”, comparten a sus pares.

Convocan, asimismo, a cuidar los espacios de participación para que todas sus voces sean siempre escuchadas y construir vínculos en esta sociedad “dentro de un horizonte de ternura, escucha, respeto, amor y tranquilidad”. En relación con la problemática de suicidio, llaman a quienes están atravesando ese momento de desazón a no quedarse callados y pedir ayuda y apoyo.

Por otra parte, al dirigirse a las personas adultas, convocan a revisar y erradicar el adultocentrismo: “Creemos que es importante hacerles entender que, aunque hayan vivido experiencias, no significa que nosotros la vayamos a experimentar de la misma manera”.

Además, piden un acompañamiento real por parte de las personas adultas, que permita su participación en asuntos públicos y en la toma de decisiones. “Necesitamos que sean un acompañamiento y no una traba, somos conscientes de los procesos legales o burocráticos, pero cuando tenemos una problemática necesitamos soluciones inmediatamente”, agregan.

Por último, convocan a los adultos a vincularse con las adolescencias, escuchando, con predisposición, empatía y con la mente abierta. “Les jóvenes somos libres y si quieren estar con nosotres tienen que aprender a bailar en esa libertad”, destacan y añaden: “Podemos ser distintos y mejores juntos”.

Deja un comentario