Con las tareas de mantenimiento finalizadas cinco escuelas vuelven a clases

0
158

Se trata de cuatro escuelas primarias y un secundario que retomaron sus actividades normales luego de una breve interrupción del dictado de clases. Se efectuaron tareas de mantenimiento y puesta en marcha de diversos artefactos.

Las comunidades educativas de las escuelas primarias Nº 366, 150, 354 y el CPEM Nº 29 de la ciudad de Neuquén volvieron esta semana a las aulas. En tanto que, la primaria 280 normalizó hoy su funcionamiento. Se trata del resultado de acciones ejecutadas por la Coordinación de Mantenimiento Escolar que intervinieron artefactos para asegurar el funcionamiento de los sistemas de calefacción y la ejecución de obras menores. En consecuencia, en coordinación con directivos, docentes y auxiliares de servicio, definieron el cese eventual del dictado de clases.

La escuela primaria Nº 366 de Colonia Rural Nueva Esperanza, retomó ayer las clases tras la carga de zepelin por parte de YPF Gas que abastece de gas al edificio y la puesta en marcha de la caldera. También la primaria Nº 354 de barrio Almafuerte II comenzó ayer, tras la refacción del patio, el arreglo de puertas, del sistema de electricidad, la colocación de zócalos y el cambio de una puerta de seguridad. Allí además, se iniciarán las obras para el cierre perimetral del edificio.

En el CPEM N° 29, de Valentina Norte, donde se habían suspendido las clases debido a las bajas temperaturas, el lunes se reparó el sistema de calefacción y se encendieron las calderas, lo que dio continuidad a las actividades educativas al día siguiente; mientras que en el establecimiento de nivel primario Nº 150 del Barrio Islas Malvinas, tras la inspección realizada por la empresa Camuzzi, se conectaron mecheros dejando en marcha los calefactores.

Mientras que en la primaria Nº 280 del barrio San Lorenzo Sur, donde días atrás se señaló que había olor a gas, se realizó la inspección de la red y artefactos. El edificio quedó habilitado tras verificarse que no existe ninguna pérdida.

Deja un comentario