Red de Abordaje Comunitario, instancia previa para frenar la cadena de contagios

0
29

En la actualidad más de 300 personas integran la RAC; 60 pertenecen al sistema de salud y 280 participan como voluntarios. La idea surgió en el hospital de Cutral Co y ya funciona en 13 localidades neuquinas.

Crearon una Red de Abordaje Comunitario (RAC) como complemento y ayuda al sistema de salud con el cuidado y atención para las personas con sospecha de haber contraído el Covid 19. El objetivo es cortar la cadena de contagios y a la vez asistir a las personas que frente a la eventualidad de la enfermedad tienen temores y no saben cómo proceder.

La red está formada por un integrante del sistema de salud (médico, enfermero, odontólogo, kinesiólogo, etc) y 5 voluntarios que deben hacer un curso para adquirir conocimientos básicos que permitirán luego la ayuda a los vecinos. Cada uno de estas unidades conforman el Equipo de Respuesta Rápida (ERR) que tienen la misión de identificar los casos sospechosos a partir de síntomas que presentan las personas en el ámbito familiar, trabajo, amistades, etc.

Para el seguimiento los agentes de salud identifican los casos con colores según necesidad de acompañamiento; “amarillo y rojos” referencian comorbilidades y signos de gravedad en tanto que el “verde” da cuenta de síntomas leves. Los agentes disponen de oxímetros de pulso para constatar un indicador de situación clínica.

Los voluntarios tienen a su cargo el seguimiento de los casos “verdes”, que constituyen la gran mayoría de pacientes. Al respecto, asisten en solucionar situaciones materiales, psicológicas y espirituales que se presenten.

En la actualidad más de 300 personas integran la RAC; 60 pertenecen al sistema de salud y 280 participan como voluntarios. La idea surgió en el hospital de Cutral Co a fines de agosto y principios de septiembre cuando se produjo el ascenso de contagios en la región, a partir de una iniciativa que impulsó, entre otros, Martín Sapag, médico pediatra, máster en Epidemiología.

En la actualidad la RAC funciona en 13 localidades neuquina; Neuquén capital, Plottier, Centenario, Senillosa, Cutral Co, Plaza Huincul, Villa Pehuenia, Aluminé, Andacollo, Chos Malal, San Martin de los Andes, Villa La Angostura y Junín de los Andes y traspasó las fronteras provinciales con redes funcionando en Campo Grande y San Carlos de Bariloche en Río Negro y Ushuaia, Tierra del Fuego.

El crecimiento de la organización motivó el pedido de asistencia técnica a la Oficina Provincial de Tecnología y Comunicación (OPTIC), dependiente del ministerio de Gobierno y Seguridad, para el desarrollo de una aplicación digital que permita el seguimiento y rastreo de casos.

Para sumarse a la red los interesados completan una planilla que se adjunta y a partir de hacer el curso, ya pueden iniciar la actividad en el lugar que se encuentren, es decir, que no necesitan una autorización de los impulsores de la RAC, explicó Sapag.

La RAC también sirve para precisar toda la información que circula con respecto al Covid.

“No es sencillo el aislamiento” de las personas que tienen síntomas sospechosos de contagio, factor fundamental para evitar la propagación, acotó Sapag. Las personas tienen necesidades materiales, afectivas y de otra índole que complican la necesidad de aislamiento.

Deja un comentario